HAY QUE PONERSE A PRODUCIR PARA DERROTAR LA BURGUESÍA VAGABUNDA…!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

LAS CLASE POPULAR SOMOS LA MAYORÍA, ORGANIZADO DERROTAREMOS EL HAMPONATO BURGUÉS…

Las grandes dificultades, en que nos tienen sometido la burguesía criminal, nos impulsan actuar con audacia para poder derrotarla, ese amponato perverso, que no tiene paz con el hambre, en el macabro plan de esta guerra criminal. Por lo que cobra mucha importancia la visión del eterno comandante Hugo R. Chávez Fría, cuando propuso la necesidad de crear las comunas como una de las

alternativas para enfrentar la ofensiva de fascismo expresado en la MUD, que no esconde su oscuro compromiso con el Departamento de Estado de EE.UU al solicitar la “ayuda humanitaria” que el mundo conoce muy bien, que está fundamentada, en  asesinar gente inocente, niños, ancianos,  la destrucción de los pueblo,  para adueñarse de su riqueza.

Toda esta realidad, nos tiene que llamar a la reflexión, y comenzar unir todas las voluntades, movimiento sociales, trabajadores, amas de casas, movimientos de mujeres, todas las fuerzas, sin mezquindad para organizar todo un ejército en las comunidades basado en el debate de ideas, el crecimiento del nivel de conciencia de la población, en lo que significa las pretensiones del imperios a través de sus lacayos apátridas; que sean dedicado en la Asamblea Nacional aprobar leyes que los bufetes de la burguesía  depravadora le elabora y le impone en detrimento de las grandes mayoría, leyes que son un hazmerreír jurídico que legitiman la impunidad, la guerra civil y el terrorismo.

En este orden de ideas, el debate político, la formación y el sentido de patria nos obliga estar blindado de nacionalismo, de sentido de pertenencia, entender que en esta batalla tenemos que llenarnos de valor, fuerza y espíritu, para salir victorioso. Tenemos que ponernos a producir, impulsar la agricultura urbana para derrotar la rosca de los distribuidores de las hortalizas, frutas, la avicultura, debemos asumir el ejemplo de otras regiones del país tales como: la zona oriental: Anzoátegui, Sucre, en el centro del país Aragua y parte de Carabobo; en la costa del Norte de Carabobo debemos seguir ese modelo para demostrarle a la derecha que estamos dispuesto a darle la pelea a la guerra económica que viene siendo aupada por esa oposición parasitaria e improductiva, que se ha dedicado de manera inmoral a ridiculizar esta hermosa iniciativa, que en esas regiones se está impulsando exitosamente, muchas de sus críticas son para descalificar a nuestro pueblo y buscar de reducir el entusiasmo, aceptación, de este empuje que están generando en barrios y urbanizaciones de nuestra ciudades de esos estados.

Por lo que es de mucho interés, que esa inmensa cantidad de consejos comunales de Puerto Cabello y Juan J. Mora  tomen la iniciativa de organizar las comunas y comiencen a elaborar proyectos con las comunidades, si algunos consejos comunales, organización de estos movimientos sociales, si no lo sabían el gobierno le tiene asignado el 30% del presupuesto de la nación, para que presente planes sociales en diferente actividades: agrícolas, de panadería y pastelería, de arte y oficio, zapatería, carpintería, de avicultura, pecuaria, turismo, entre otras, para impulsar las empresas de producción social, que generan empleo y combaten la ola especulativa de la burguesía comercial, todo esto lo logramos con la participación del poder constituyente, con el pueblo, hay consejos comunales que utilizan a la población para constituirse y luego asumen la conducta del poder constituido de distanciarse del pueblo, no desarrollan asambleas de ciudadanos, para debatir las prioridades y necesidades de sus comunidades, es con la gente que se  logra a hacerle frente a esta guerra implementada por el amponato de la opulencia vagabunda,  y diseñar, construir la sociedad que queremos.

La agricultura urbana necesariamente nos coloca en el camino correcto para romper  con más de cien años  de cultura rentista de nuestra sociedad, donde se impuso que es más fácil comprarlo que hacerlo, es más fácil traer alimento de otros países que producirlos aquí, además que nos reencuentran con los saberes que nuestros abuelos tenían sobre el arte de sembrar. No solo la emigración que se genero en los campo hacia las ciudades y la explotación petrolera, si no la perdida de esos saberes que incluso hoy, es tan arraigado, que muchos de nuestras comunidades rurales perdieron su vocación agrícola, hoy más que nunca debemos comprender que en definitiva la base de la economía es la agricultura, es un recurso renovable, a diferencias de otros.

 

DENIS RIVERO GUEVARA

LESGISLADOR  PPT CARABOBO

Agenda PPT

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Semanario La Mecha Azul

Patria Para Todos en Twitter